Cómo acampar con niños

Para los adultos es maravilloso y hasta necesario alejarse de vez en cuando de la civilización, pero los peques buscan también diversión, por eso asegúrate que podrán encontrar entretenimiento en el sitio donde planean acampar.

Con que hayan áreas dispuestas para jugar a la pelota, bañarse en el río o en el mar, etc. bastará para pasar un par de días diferentes y divertidos.

Recomendaciones básicas

Es importante contar con una tienda grande en la que el niño también quepa, pues si es muy pequeño lo más recomendable es que duerma con los padres.

Asegúrense de contar con un colchón inflable para dormir que sea cómodo y soporte bien el peso de todos sus “usuarios”.

Lleven todo lo necesario para su comodidad pero sin exagerar en el equipaje, lo fundamental es una cocina y nevera portátil (hielera), sillas plegables y de ser posible una mesa, linternas o lámparas de camping y colchón inflable para la tienda.

Si hace mucho calor pueden comprar ventiladores especiales para acampar.

A la hora de empacar es necesario que el niño sepa que no puede llevar todos sus juguetes, que van con poco espacio y que es necesario que elija, no olviden un balón de fútbol, palas y todos aquellos juguetes perfectos para el aire libre.

Es muy importante contar con ropa y zapatos adecuados para que los niños estén cómodos, frescos y puedan jugar, elige las prendas dependiendo de si vas a acampar en la montaña o la playa.

Acampar es sinónimo de insectos, por eso deben llevar con ustedes insecticidas biodegradables que los mantengan protegidos de las picaduras de mosquitos y otros animales.

Además no olviden el protector solar para evitar quemaduras que darán como resultado una mala noche para todos.

Si optan por la montaña es importante que los niños sepan que se encuentran en una zona natural y que como tal deben respetarla.

No deben manipular ninguna planta o animal que no conozcan ni tampoco jugar en hoyos, huecos o cuevas que pueden ser el hogar de animales peligrosos como culebras y mamíferos grandes.

Inculcar el amor por la naturaleza

Aprovecha esta oportunidad para enseñar a los pequeños la importancia de cuidar la naturaleza: que te ayuden a compilar los desechos y colocarlos en un lugar adecuado y a preservar la zona en buen estado.

Además enséñales lo hermoso del paisaje, la calma y la belleza de un cielo estrellado lejos de la polución y la ciudad.

Recuerda en todo momento que acampar con niños implica estar constantemente atentos y nunca dejarlos solos pues es una zona que no conocen y perderse resulta sencillo, por eso nada de paseos sin supervisión fuera del área de acampada, aún cuando se trate de niños mayores.

Deja un comentario