Como elegir el lugar adecuado para poner tu refugio

Las experiencias al aire libre son de lo más variadas y sin duda los escenarios pueden ser muy cambiantes, todo depende de muchas variantes.

Factores a tomar en cuenta

  • La época del año.
  • El clima del lugar elegido para acampar.
  • Las condiciones climatológicas.
  • La flora y la fauna.
  • El terreno.

Estos mismos factores son los que se deben tener en mente a la hora de elegir el lugar adecuado para establecer el campamento, más aún cuando se pretende acampar en un refugio en lugar de una casa de campaña.

El tipo de refugio que se debe elegir es aquel que se ajuste a nuestras necesidades y a los recursos con los que contemos en determinada situación.

Ubicación

Independientemente de esto, lo primero es escoger el lugar correcto para construir el refugio, se deben tomar en cuenta las condiciones del terreno, la dirección del viento y las probabilidades de lluvia o tormentas eléctricas.

Si las condiciones climatológicas son adversas hay que recordar una vieja regla de campismo que dicta: “más vale una buena lluvia que un mal rayo”, por lo que lo ideal sería construir el refugio en un terreno medio, ni muy alto ni muy bajo y ni muy cerca ni demasiado lejos de los árboles.

Seguridad

Los rayos siempre buscarán el camino más corto para tocar tierra y si ubicamos nuestro refugio bajo árboles, las probabilidades de recibir un rayo de cerca serán mucho mayores, así mismo se corre el riesgo de que las ramas de los árboles caigan sobre nuestro refugio a consecuencia de la potencia de los rayo y terminemos aplastados, cosa que no deseamos que pase.

Hay que considerar la dirección del viento, se recomienda monitorear su actividad por algunos minutos antes de comenzar la construcción para evitar que nos dé de frente o entre por los espacios abiertos del refugio.

Hay que tomar en cuenta la inclinación del terreno para evitar salir rodando de éste en caso de que lo hayamos ubicado de modo que quedemos de manera perpendicular a la inclinación del suelo.

Una vez elegido el lugar correcto hay que recordar que tenemos que ubicar nuestra fogata, preferentemente de reflector, a un metro con veinte centímetros del refugio para garantizar que se mantenga cálido cuando la temperatura descienda.

Deja un comentario