Cómo elegir un buen sitio para acampar

Ir a acampar es una de las experiencias más relajantes y agradables que puedes experimentar, pero si no tienes cuidado al momento de elegir el lugar, puede tornarse en todo lo contrario, por eso aquí unos consejos para elegir el lugar ideal.

Terreno y ubicación

Busca un terreno regular y despejado en el que puedas montar fácilmente tu tienda.

Limpia las ramas o las piedras que pueda haber en la zona, para crear una superficie adecuada.

Evita las zonas bajas o las que puedan ser los cauces naturales del agua en caso de lluvia, como por ejemplo los cauces secos.

Podrías despertarte empapado o, en caso de fuertes lluvias, estar en peligro.

Igualmente, es preferible una zona con hierba que una seca y arenosa, porque esta última tiene más riesgo de convertirse en un terreno pantanoso o inestable en caso de lluvia y no sería un buen sitio para acampar.

Si vas a acampar en la playa, ten en cuenta las mareas.

En algunas zonas, como por ejemplo en el norte de España, la altura del mar varía notablemente entre la marea alta y la baja, si la arena está mojada, no te sitúes en esa zona.

Busca siempre una zona de acampada que tenga más o menos cercana una fuente de agua potable, aun así, sería bueno que siempre lleves contigo agua para el consumo, junto con el resto de elementos indispensables.

Si estás en una zona de acampada en la que hay baños, duchas y otras zonas comunes, lo mejor es no acampar al lado.

Aunque pueda parecer la mejor zona ya que no tendrás que ir muy lejos para ducharte o ir al baño, en realidad no es un buen sitio para acampar porque te expones a ruidos y malos olores.

Debes evitar tanto que la tienda esté todo el día al sol, ya que la recalentará, como a la sombra, porque podrías pasar mucho frío por la noche, como que el viento dé de frente en la entrada de la tienda.

El viento puede ser un gran inconveniente para tener una buena acampada, así que asegura bien las estacas y confirma que tienes elementos en tu entorno que funcionen como buenos paravientos.

Los árboles son buenos frenando el impacto del viento, pero si no siempre puedes recurrir a paravientos artificiales.

Igualmente, no enciendas fuegos o barbacoas a menos que exista una zona acondicionada para ello y nunca, bajo ningún concepto, dejes el fuego sin vigilancia.

Consejos para instalar la tienda de campaña

Es conveniente montar la tienda de campaña entre dos o tres personas, aunque no es indispensable, puedes hacerlo tu mismo.

El siguiente paso es estirar la tienda y colocar el suelo que se asegura con las piquetas colocando en primer lugar las cuatro laterales.

Las piquetas se colocarán con suavidad, no perpendicularmente a la tierra, ya que se soltarían, sino haciendo un pequeño ángulo.

Jamás clavar una piqueta con el pié, lo más probable será que se doble y se estropee, si se atasca, puede ser debido a que tropezó con una pequeña piedra o raíz, moverla para intentar evitarla, si aún así no entra, intentar clavarla en otro sitio.

Para sujetar mejor los cables de la tienda puedes poner un palo y enterrarlo en el suelo.

Otro truco para sujetar la tienda es poner una piedras encima de las piquetas.

Esperamos te sean de utilidad estos consejos básicos, ¡qué tengas una excelente acampada!

Deja un comentario