Como cuidar tu tienda de campaña

Como sabemos una tienda de campaña es una pequeña casa portátil, destinada para excursiones turísticas y deportivas, ya que gracias a su practicidad es, desde hace muchos años, el implemento necesario para cualquier deporte de alta montaña.

Sin embargo es necesario conocer algunos aspectos que nos permitan mantener su cuidado y durabilidad, así como también el material con el cual deben estar elaborados.

Los consejos para todo tipo de tienda, tanto iglú, como canadiense o de dormitorios son:

  • No debes guardarla nunca húmeda, si la tienes que recoger por la mañana pronto, sin haberse secado, ábrela en cuanto puedas, si la mantienes en la bolsa varios días se enmohece, lo primero que pierde es la impermeabilización y se termina pudriendo.
  • No la laves nunca con jabón, este disuelve el impermeabilizante y te cala.
  • No coloques la casa de campaña bajo algún árbol seco o que las ramas se vean frágiles, ya que estas pueden caer sobre la tienda.
  • Después de varias temporadas de uso conviene echarles un espray para reforzar la impermeabilización.
  • Las de alta montaña que son laminadas se deben tratar como la ropa. Móntalas siempre con las cremalleras cerradas, si lo haces con ellas abiertas, cuando tensas los vientos las telas pueden ceder lateralmente.
  • Antes de colocar la tienda limpiad perfectamente el área, retirad piedras, ramas y cualquier cosa que pueda romper el suelo. También dormiréis mucho mas cómodos.
  •  Coloca la fogata a una distancia prudente, jamás lo hagas junto a la tienda porque los materiales se queman fácilmente.
  • El material con el que están hechas las tiendas es bastante inflamable por lo que no debes cocinar, fumar, encender una vela o cualquier chispa dentro de esta.
  • Cuidado con las estacas y tensores, mucha gente es bastante distraída al caminar y siempre se tropieza con estas. Eso, además de una caída, puede lastimar el toldo o las varillas.
  • Ventila la tienda para evitar humedad. Aprovecha el día para abrir las ventanas o quitar el toldo.
  • Antes de guardarla límpiala perfectamente con algún trapo y revisa que no quede nada dentro.
  • Una vez doblada, retira la tierra que se pegó en el toldo.
  • No coloques nada sobre las paredes. Mucha gente coloca su mochila en la pared y esto daña la tela de la tienda.

Sigue estos sencillos consejos tendrás siempre tu tienda de campaña lista para la siguiente aventura.

Deja un comentario