Métodos de purificación de agua

El agua es uno de los elementos más importantes para que el cuerpo se mantenga saludable, debido a que constituye el 70% de los músculos, gran parte del cerebro y tiene un papel importante para que el organismo funcione correctamente.

Es necesario ingerir el líquido natural y limpio, es decir, libre de toxinas o de bacterias. Por ello, aquí te explicamos cómo purificar el agua de una forma fácil y rápida:

  • Con calor: Para obtener agua pura sólo se necesita hervirla durante cinco a diez minutos (lo más recomendable son 20 minutos), para eliminar todos los organismos que causan enfermedades. Antes de beber, debe estar fría para evitar quemaduras. Un buen consejo a seguir luego de hervir el agua es traspasarla repetidas veces de un recipiente a otro para airearla y mejorar su sabor.
  • Desinfección solar (método SODIS): La radiación ultravioleta ayuda a desinfectar el agua. Esta técnica es muy barata, simple y requiere poco trabajo. Para lograrlo se necesita colocar el líquido en botellas limpias de plástico transparente, taparlas y agitarlas vigorosamente durante 20 segundos, para que exista suficiente aire en el agua, el cual reacciona con la luz del sol en el proceso de purificación. Se deben acostar los cilindros en un lugar donde reciban luz solar directa durante varias horas. Este proceso puede utilizarse cuando no se tiene acceso a agua potable.
  • Filtración lenta: Este método se utiliza para eliminar los sólidos suspendidos en el agua. Se compone de una serie de estratos de arena con una variedad de tamaños de grano y de gravedad. Los filtros de este material se dividen en diferentes tamaños, así como manuales y automáticos.
  • Potabilizar agua con cloro: El cloro es uno de los desinfectantes más efectivos. Es muy eficaz contra las bacterias pero no tiene buenos resultados contra la erradicación de los virus que transitan por el agua sin potabilizar. Por eso se recomienda filtrar el agua antes de clorarla y después de la aplicación del cloro (para 1 Litro de agua 2 gotas de cloro) debe mezclarse bien y dejarse reposar 30 minutos para que el cloro entre en contacto con los microorganismos. El agua purificada por este método debe tener un ligero olor a cloro.
  • Potabilizar agua con yodo: Este desinfectante es muy eficaz para eliminar las bacterias, los virus y otros microorganismos que podemos encontrar en el agua. En general de 2 a 10 gotas por litro puede ser suficiente para purificar el agua clara. Aquí también, para aumentar la efectividad, es necesario filtrar el agua antes de aplicar el yodo, mezclarse y dejarse reposar durante 15 a 20 minutos.

Antes de realizar cualquiera de estos métodos es necesario filtrar el agua por medio de una tela para evitar que objetos mayores estén presentes en el agua

Por otro lado, en el mercado existen productos como gotas, que ayudan a desinfectar el agua y los vegetales. Entre los beneficios que brinda la ingesta de agua se encuentran:

  1. Previene infecciones urinarias
  2. Acelera el metabolismo y previene el estreñimiento
  3. Mejora el rendimiento físico
  4. Transporta nutrientes esenciales en el cuerpo
  5. Actúa como lubricante natural de ojos, boca, nariz y piel
  6. Regula la temperatura corporal y previene las gripes

De acuerdo con los especialistas, independientemente del tipo de trabajo u actividad que realicemos, lo mínimo que nuestro organismo necesita son ocho vasos de agua al día. Así que si consideramos que cada vaso tiene, en promedio, una capacidad de 250 ml, la cantidad básica es de dos litros de agua diariamente. Y tú, ¿cómo purificas el agua que bebes?

 

 

Boom

Amante de la tranquilidad de la naturaleza, disfruto la vida al aire libre y compartir buenos momentos con amigos.

Deja un comentario